Helicobacter pylori, bacteria

causas de la gastritis

La bacteria H. pylori está presente en la mitad de la población mundial.

Helicobacter pylori es una bacteria que vive en nuestro estómago y parte del intestino delgado, el duodeno. Se trata de una bacteria muy común puesto que se encuentra en más del 50% de la población mundial, con un predominio a desarrollarse con más frecuencia en países en desarrollo que en países desarrollados. Es responsable de infecciones en la mucosa gástrica que en muchos casos desencadenan una gastritis.

Supervivencia de Helicobacter pylori

La bacteria Helicobacter pylori, también conocida como H. pylori puede sobrevivir al hostil ambiente del estómago, repleto de los ácidos gástricos con un pH que no supera los 4 puntos.

La acidez del estómago cumple muchas funciones: desde integrar el mecanismo de digestión hasta procurar como defensa ante los microorganismos nocivos que a diario ingresan a nuestro estómago (a través de lo que comemos, por ejemplo).

Helicobacter pylori puede sobrevivir en el ácido estomacal porque secreta una sustancia especial denominada ureasa (una enzima), la cual convierte la rea química en amoníaco. Esto genera una especia de nube y campo protector en torno a la bacteria que neutraliza los ácidos estomacales. Esto no solo le permite sobrevivir en ese ambiente tan contrario para la vida, sino que también le da la posibilidad de desplazarse por el estómago.

A su vez, la bacteria posee una forma espiral que le permite penetrar las capas de la mucosa gástrica y alojarse en lugares menos ácidos del estómago, en el moco específicamente. Otra característica que le permite subsistir en este ambiente tan hostil es que se puede adherir a las células internas del estómago.

Contagio de H. pylori

Los organismos de salud aún no conocen completamente cómo se contagia la bacteria H. pylori. Algunos estudios determinaron que puede transmitirse de persona a persona a través de la saliva, por ejemplo.

Por medio de otras secreciones como los vómitos y las heces también puede contagiarse la bacteria H. pylori.

Los alimentos y el agua contaminados posiblemente es la forma más habitual de contagio de Helicobacter pylori.

condiciones desfavorables h pylori

la pobreza es un factor de contagio para Helicobacter pylori.

El ser humano no es el único ser viviente que puede poseer H. pylori. Se encontró la misma bacteria en otros mamíferos como las ovejas, los gatos, los primates. Los estudios si es posible la transmisión de estos animales al ser humano aún se están llevando a cabo.

Factores de riesgo de contagio de H. pylori

Algunos factores pueden incrementar notablemente el riesgo de contagio de la bacteria H. pylori.

Nivel socioeconómico. De acuerdo a lo aportado por la Organización Mundial de Gastroenterología, los mayores casos de Helicobacter pylori se registran en países en desarrollo, en los cuales los porcentajes de personas con esta bacteria pueden superar el 80%. En los países desarrollados, la incidencia de la bacteria es menor, en especial en los niños donde no suele presentarse.

Familias numerosas. Los estudios demuestran que las familias con muchos integrantes aumentan las posibilidades de contagiarse H. pylori. Posiblemente cuando uno de los integrantes de la familia se contagia la bacteria se la transmita al resto de los integrantes, aun cuando exista una buena higiene.

Hacinamiento. Cuando encontramos lugares de personas hacinadas es posiblemente uno de los focos de contagio más importantes. Las personas que viven en condiciones de hacinamiento como viviendas pequeñas con muchos integrantes son uno de los factores de riesgo de transmisión de la bacteria más habituales.

Compartir cama. Es muy habitual que el cónyuge de una persona infectada también se contagie esta bacteria. Si en la misma cama otras personas comparten la cama como los hijos, también es común que posean H. pylori (HP)

Familiar infectado. Si existe un miembro de la familia infectado con H. pylori las posibilidades de contraer la bacteria se incrementan notablemente.

Agua contaminada. Una de las formas de contagio más habituales de H. pylori es por medio fuentes de suministro de agua contaminada. En lugares donde no se cuenta con redes de agua potable o éstas son deficientes, la población tiene muchas más chances de contraer la bacteria.

Higiene incorrecta. Otro factor que acrecienta las posibilidades de contagiarse H. pylori es por una higiene deficiente, tanto corporal como de los alimentos que se consumen en la alimentación.

¿Qué enfermedades causa H. pylori?

Helicobacter pylori produce inflamación de la mucosa estomacal, esto lo consigue a través de una serie de mecanismos que básicamente se podrían resumir como la liberación de enzimas irritantes para la mucosa gástrica.

Cuando la mucosa gástrica se encuentra irritada, inflamada, débil y delgada, queda más desprotegida, permitiendo que los propios ácidos estomacales comienzan a generar una acción erosiva contra la pared estomacal.

Entre las condiciones más habituales que causa H. pylori sobre el estómago y el duodeno (parte del intestino delgado) mencionaremos:

  • Gastritis,
  • Úlceras pépticas (las que aparecen en el duodeno o el estómago),
  • Inflamación del duodeno (Duodenitis),
  • Linfoma MALT.

Síntomas de H pylori

La presencia de H. pylori en un 60% de los casos es asintomática. Muchas personas pueden permanecer toda su vida sin síntomas ni complicaciones a partir de esta bacteria. Es importante destacar que los síntomas no son causados por HP, sino que es por la inflamación de la mucosa que se genera a partir de la presencia de la bacteria.

h pylori mucosa

La bacteria H. pylori se adhiere a la mucosa estomacal.

Algunos de estos síntomas pueden ser:

  • Náuseas,
  • Vómitos,
  • Quemazón en el abdomen,
  • Hinchazón estomacal,
  • Sensación de estar completamente lleno,
  • Dolor o malestar abdominal,

Si existe la presencia de llagas (úlceras pépticas) se podrán apreciar otros síntomas

  • Vómitos con sangre,
  • Heces negruzcas por la presencia de sangre,
  • Anemia.

Diagnóstico de HP

¿Cómo saber si tenemos Helicobacter pylori? Para ello existen varios exámenes y análisis. Entre los más comunes se destacan: gastropatía, biopsia, prueba de aliento, análisis de heces, análisis sanguíneos, etc.

Mediante métodos de diagnóstico como la endoscopía y la biopsia no solo se comprobará la presencia de H. pylori, sino que también serán útiles para averiguar qué tipo de trastorno digestivo padecemos: úlceras, gastritis, tumores, etc.

Tratamiento de H. pylori

El tratamiento de la bacteria Helicobacter pylori no es necesario en todas las personas. Solo se indica en los siguientes casos:

  • Gastritis,
  • Úlceras pépticas,
  • Linfoma gástrico MALT,
  • Cáncer gástrico,
  • Anemia (falta de hierro),
  • Púrpura trombocitopénica idiopática (destrucción autoinmune de plaquetas).

El tratamiento de erradicación más habitual para la H. pylori es el que se conoce como terapia triple, el cual consiste en la administración de 3 medicamentos: 1 inhibidor de la bomba de protones y 2 antibióticos.

El tratamiento debe continuarse por 7 a 14 días, de acuerdo a lo indicado por el profesional.

Los inhibidores de la bomba de protones pueden ser: Omeprazol, Lansoprazol, Pantoprazol, Dexlansoprazole, Esomeprazol, Iansoprazol, Rabeprazol.

Entre los antibióticos de más frecuente uso encontramos Claritromicina, Tetraciclina, Metronidazol, Amoxicilina, furazolidona, levofloxacina.

farmacos para la gastritis

En el cuadro se ve: el tipo de medicamento + la droga + ejemplo.

En muchos casos el médico notará que existe cierta resistencia al fármaco por lo cual puede variar en el antibiótico empleado, previa realización de un test de aliento u otro método para comprobar la existencia de H. pylori.

H. pylori y cáncer gástrico

Los estudios demuestra que cierta parte de la población que posee H. pylori puede desarrollar cáncer gástrico. No se sabe quiénes, por qué y cuándo desarrollarán cáncer gástrico, solo que la presencia de H. pylori incrementa el riesgo de poseer un cáncer.

causas de la gastritis crónica

La gastritis crónica está vinculada con el cáncer de estómago

Muchas personas poseen Helicobacter pylori sin presentar ninguna clase de inconveniente en ningún momento de sus vidas. La bacteria no presenta ni al menos un síntoma. Para estas personas no se indica tratamiento. No obstante, las personas que poseen familiares con cáncer gástrico deben ser tratadas para erradicar las bacterias.

El linfoma de MALT es una formación tumorosa que se forma en el estómago. Esta neoplasia se relaciona directamente con la bacteria H. pylori, al tal punto que el tratamiento es mediante antibióticos para erradicar la bacteria, lo cual conlleva a la cura del linfoma de MALT.

Conclusión

Los controles regulares ayudan a prevenir la aparición de enfermedades y desórdenes del organismo. Poseer la bacteria H. pylori no debería ser motivo de alarma, tal como observamos en párrafos anteriores, sin embargo, si además posees algunos de los factores indicados para el tratamiento, podría ser una razón suficiente para realizar una visita al médico.

Gastritis por Helicobacter pylori? Aquí más información <<<

Si este artículo te resultó útil, ayúdame a difundir la página compartiendo en Facebook, Twiteando o en Google Plus. Muchas gracias!

Otros artículos de interés

Fuentes de la información

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario