Contagio de Helicobacter Pylori, una Bacteria muy Común

Helicobacter pylori es una bacteria que puede vivir en el sistema digestivo de los seres humanos. La mayoría de las ocasiones, H. pylori no acarreará trastornos de salud, sin embargo, en otros casos puede ser motivo de serios problemas de salud como gastritis crónica o aguda,  úlceras pépticas, cáncer estomacal, dispepsia.

¿Cuál es la forma de transmisión de esta bacteria? ¿Cuáles son los factores de riesgo? ¿Existe una forma de prevenir su contagio? ¿Cómo averiguo si poseo H. pylori en mi sistema digestivo?

A continuación, nos ocuparemos brevemente de estas preguntas.

Helicobacter pylori

H. pylori es una bacteria que habita en más de la mitad de la población mundial. En algunos países en desarrollo, los porcentajes de presencia de H. pylori alcanzar el 80% de la población, según lo expuesto en las Guías prácticas de la Organización Mundial de Gastroenterología.

bacteria de la gastritis

La bacteria H. pylori puede vivir sin dificultades en el ácido interior del estómago.

Es posible encontrar la bacteria en el estómago y el duodeno, una parte del intestino delgado. Puede habitar sin ocasionar problemas  ni presentar ningún síntoma por toda la vida de una persona.

Sin embargo, en otras personas sí se manifiesta, causando enfermedades y serios problemas de salud. Las patologías más conocidas son dispepsia, gastritis, úlcera péptica, cáncer gástrico. H. pylori es responsable de la mayoría de los casos de gastritis y más de la mitad de los casos de úlceras pépticas. Los investigadores aún no comprenden por qué en algunas personas H. pylori no causa problemas y en otras se manifiesta.

¿Cómo se contagia H. pylori?

Aún se estudia cómo es que la bacteria Helicobacter pylori se transmite. Probablemente se trate de un contagio fecal-oral u oral-oral. El contagio es más habitual que ocurra en la niñez. De hecho, el 50% de los niños mayores de 10 años ya posee la bacteria H. pylori (HP).

Helicobacter pylori puede contagiarse de una persona a otra de forma directa ya sea por la saliva, el vómito o las heces.

También puede transmitirse por alimentos o agua contaminada. Es decir, los alimentos mal aseados y el agua que entró en contacto con esta bacteria también pueden convertirse en formas de adquirir el microorganismo.

Factores de riesgo de Contagio de Helicobacter pylori

Si bien todavía se están determinado con exactitud las causas de contagio de H. pylori, algunos factores y características pueden incrementar el riesgo de contraer la bacteria.

  • Nivel socioeconómico bajo. Los datos recolectados por las diferentes organizaciones de salud mundial, tales como la Organización Mundial de Gastroenterología advierten que en los países desarrollo poseen un porcentaje de presencia de Helicobacter pylori incluso superior al 60% a 80% de la población.
  • Hacinamiento. Las condiciones de hacinamiento también son fundamentales para la propagación de la H. pylori. En lugares en los cuales las personas poseen condiciones de vivienda por debajo de los estándares mínimos de calidad de vida. Si en hogar son muchas personas y viven muy juntas como ‘amontonadas’ los riesgos de contagiarse de H. pylori aumentan considerablemente.
  • Compartir la misma cama. Una característica común en muchos países de bajos recursos es que en las familias numerosas se compartan la cama. Esta condición aumenta el riesgo de contraer Helicobacter pylori.
  • Familias numerosas. Las familias que poseen muchos integrantes, en especial, las que poseen muchos hermanos parecen incrementar las posibilidades de contagiarse la bacteria H. pylori.
  • Un miembro familiar infectado. Las posibilidades de adquirir H. pylori se incrementan si un miembro de la familia está infectado con ella.
  • Agua contaminada. Básicamente, poseer un aprovisionamiento de agua no potable aumenta notablemente las chances de adquirir esta bacteria.
  • Higiene deficiente. La falta de higiene en términos generales, pero en especial la más básica como no lavarse las manos y los alimentos a consumir constituyen un factor de riesgo.
  • Dietas deficientes. Las dietas pobres en nutrientes esenciales también podrían incrementar la posibilidad de adquirir la bacteria HP.

    bacteria de la gastritis

    Helicobacter pylori, bacteria que causar gastritis

Prevención del contagio de H. pylori

La forma más adecuada de prevención de H. pylori sería por medio de una vacuna, sin embargo, los investigadores aún se encuentran trabajando en el desarrollo de una.

Debido a que no se conocen con exactitud la forma de transmitirse esta bacteria, la manera de prevenir su contagio es algo compleja. Las recomendaciones de Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales de los EE. UU. Incluyen:

  • Higienizarse las manos como agua y jabón luego de utilizar el baño;
  • Lavar los alimentos antes de consumirlos o cocinarlos adecuadamente;
  • Solo beber agua potable de fuentes limpias;
  • Lavarse las manos antes de consumir cualquier alimento;

Síntomas de Helicobacter pylori

Los primeros signos de la presencia de Helicobacter pylori generalmente se presentan cuando se está desarrollando una gastritis o una úlcera péptica. La gastritis sintéticamente se define como la inflamación del revestimiento del estómago. Los síntomas que esta condición presenta son náuseas, vómitos, hinchazón del abdomen, sensación de estar lleno, entre otros.

Una gastritis puede causar úlcera péptica la cual es una llaga en el estómago. En las úlceras se presentan vómitos y heces con sangre además de los síntomas anteriormente mencionados. Es común que se presente dolor abdominal que calma luego de comer y se intensifica cuando no se comió nada durante horas.

Los síntomas de estas condiciones no siempre tienen que ser permanentes. En ocasiones se presentan por varios días y desaparecen por otros.

Diagnóstico de Helicobacter pylori 

Para diagnosticar la Helicobacter pylori se pueden emplear muchos métodos no invasivos e invasivos.

Prueba de sangre. La prueba de sangre consiste en realizar una extracción sanguínea para analizar los anticuerpos contra la bacteria H. pylori. Si se encuentran antígenos contra H. pylori es probable que la bacteria esté en nuestro cuerpo.

Prueba de aliento con urea. Para esta prueba se requiere tomar una cápsula, líquido o pudín que posee urea con un átomo de carbono especial. Al cabo de unos minutos, se realizará una prueba de aliento en una bolsa o aparato especial para exhalar el dióxido de carbono. La prueba consiste en detectar en esta exhalación el carbono especial, si es así, la bacteria H. pylori está presente en nuestro cuerpo.

Prueba de heces. La prueba de heces consiste en analizar las heces en busca de antígenos de H. pylori.

Otras formas de diagnóstico consisten en realizar una endoscopía superior que consiste en introducir un endoscopio para observar el estómago e intestino delgado.

Tratamiento de Helicobacter pylori 

La bacteria Helicobacter pylori requiere el uso de antibióticos para ser eliminada. Entre los medicamentos antibióticos más empleados encontrarnos Metronidazol, Amoxicilina, Claritromicina, Tetraciclina, furazolidona, levofloxacina.

También requerirá el uso de algún inhibidor de la bomba de protones para reducir los síntomas de la inflamación del recubrimiento interno del estómago.

La elección del medicamento y tratamiento adecuado es una decisión del profesional de la salud teniendo en cuenta factores como la resistencia bacteriológica, el gado de infección, los antecedentes clínicos del paciente, etc.

Conclusión

La presencia de H. pylori no es en sí mismo un problema de salud, no obstante, como se explicó anteriormente, la presencia de esta bacteria puede conducir a problemas mayores, incluso, muy graves.

Por fortuna, realizando las pruebas adecuadas en tiempo y forma, con los tratamientos existentes H. pylori no debería ser motivo de alarma.

libro curar gaastritis pdfSi necesitas aliviar la gastritis pero no encuentras la forma efectiva de hacerlo, te sugiero que leas el libro “Basta de gastritis”. Encontrarás mucha información realmente novedosa y efectiva. Click aquí <<<

Si este artículo te resultó útil, ayúdame a difundir la página compartiendo en Facebook, Twiteando o en Google Plus. Muchas gracias!

Otros artículos de interés:
  1. Gastritis Atrófica Crónica: Atrofia de la Mucosa Estomacal
  2. Alimentos Grasos y Gastritis, Tu Malestar Agudizado
  3. Tratamientos para la Gastritis
  4. 10 Frutas Que Ayudan A Curar La Gastritis
Enlaces útiles
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario